Un servicio de tintorería en Barrio del Pilar es esencial para mantener la ropa. Sin este tipo de servicios te costaría mucho cuidar de tus prendas más importantes y tenerlas listas ante un evento. Sin embargo, no creas que este tipo de negocios es moderno, ya que tiene más de 2000 años.

Fue durante los tiempos del Imperio romano cuando aparecieron las primeras tintorerías. Como es natural, no disponían de todos los medios modernos para limpiar y cuidar la ropa, pero sí que podían satisfacer las demandas de sus clientes. Las fullonicae o tintorerías eran muy apreciadas por las clases altas, pero podían llegar a servir a toda una ciudad. Al fin y al cabo, solo los tintoreros conocían cómo mantener limpia la ropa del día a día.

Todo servicio de tintorería en Barrio del Pilar debe mucho a estos primeros negocios. Además, las fullonicae romanas eran capaces de teñir y lavar la ropa de manera eficiente. Para ello, disponían de grandes tanques excavados en el suelo en los que lavaban, aclaraban y tintaban la ropa; incluso la secaban y planchaban.

A la hora de limpiar la ropa recurrían a materiales como la orina humana o de animales y eliminaban las manchas pisando las prendas en los distintos tanques. Para tintar disponían de colorantes animales, minerales y obtenidos de plantas. El secado consistía en dejar al sol actuar en unión al viento, lo que permitía una limpieza a fondo y que los colores se fueran asentando poco a poco en la ropa.

Como has podido ver, los romanos no tenían nada que envidiarnos en lo que respecta a la limpieza y tintado de todo tipo de prendas de ropa. Desde Tintorerías Marta te invitamos a contactarnos y a que solicites nuestros servicios. Te devolveremos la ropa en el mejor estado posible.